TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 6 de diciembre de 2009

Gente

Como dice la canción "Somos una marea de gentes, todos diferentes, remando al mismo compás". En estos días festivos la gente se mueve con un objetivo común: diversión.
En pocas ciudades se verán las terrazas a 5 ó 6 grados, llenas de personas tomando chocolate con churros, o lo que se tercie, como en Madrid. La ciudad se ha llenado de luces y todo tipo de grupos humanos buscando felicidad. Unos hacen fotos, otros se compran gorritos con forma de reno, los más deambulan de un lado a otro observando a los demás. Una auténtica marea humana se desliza bajo las luces navideñas. Llega el tiempo de celebrar y formular buenos deseos. Los problemas del mundo cada vez más terribles, se aparcan en aras del disfrute. Nada nuevo bajo el sol. La humanidad es como es. En fin, ¡Felices Fiestas para todos! y si tenéis unos días no dejéis de visitar Madrid. Merece la pena sentir su calor en pleno invierno.