TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 29 de junio de 2014

Galletas de mantequilla

Ayer al entrar en casa por la noche me sorprendió un irresistible olor a bollitos. Mi hija había hecho unas deliciosas galletas de mantequilla (apunta maneras) por la tarde. Me lancé cual lobo hambriento a comprobar que el olor que desprendían se correspondía con su sabor y textura y ¡mmmmmm! ¡deliciosas!. Vale que engordan, vale que la mantequilla no es muy dietética, pero ¡ay! un capricho de vez en cuando merece la pena.
Además, las últimas investigaciones están poniendo de relieve que la moda por eliminar por completo de nuestra dieta las grasas no es ni de lejos saludable, así que, ya sabéis.
Hay que comer de todo y no abusar de nada.

Necesitas para unas 40 galletas:

  • 300 grs de mantequilla
  • 150 de azúcar glass
  • 500 grs de harina

A la mantequilla en pomada añádele el azúcar glass. Mezcla bien y ponle la harina tamizada.  Amasa hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.
Una vez tengas conseguida la masa alísala con un rodillo hasta conseguir una plancha de unos 3 ó 4 milímetros. Métela al frigorífico y déjala reposar un par de horas.
Pasado ese tiempo utiliza unos cortapastas para tener las formas de las galletas que quieras y mételas al horno a 180º durante 12 minutos.
Acompaña con un té o un vaso de leche bien fresquita y verás qué delicia. ¡a disfrutar!


sábado, 21 de junio de 2014

Conejo al ajillo al estilo de mi madre

Cuando llegan los primeros calores no puedo evitar recordar aquellas tardes de verano en las que al caer el día y algún fin de semana la familia nos reuníamos en esas típicas terrazas de “bareto de barrio”, con muy poco diseño y gran encanto. Desde allí se extendía un olorcillo a conejo bien guisadito que abría los apetitos de transeúntes y vecinos.

Una ensaladita verde y un conejo al ajillo y cualquier tarde de verano con familia o amigos podía resultar una verdadera delicia.

Si el bolsillo está resentido por los tiempos que nos tocan vivir pero no quieres encerrarte en casa, háztelo tú mismo y comparte con los demás en un improvisado picnic.

¡Fácil de hacer,barato y saludable!
El conejo es una carne blanca con pocas calorías. Es ideal para acompañarlo con ensaladas, verdura u hortalizas.

Recomendado en las dietas para controlar el colesterol. Tiene una carne fácil de digerir y es rico en vitamina B12 pero bajo contenido en sodio, por  lo que también va bien para las personas hipertensas.


Necesitas:

  • ·      1 conejo troceado
  • ·      6 dientes de ajo
  • ·      tomillo
  • ·      aceite
  • ·      vinagre
  • ·      vino blanco
  • ·      pimienta
  • ·      sal



Salpimenta el conejo y dóralo en una olla por todos los lados. Cuando esté bien doradito añade los dientes de ajo cortados en trozos. Deja que se doren a fuego lento.  Añade el tomillo. Después medio vaso de vinagre y medio vaso de vino blanco.  Deja hervir unos minutos. ¡Y listo! Si lo preparas la víspera de la escapada campestre el conejo estará en su punto. Procura ponerlo sabroso, es vital para que acabéis “chupándoos los dedos”.

¡que lo disfrutéis!

sábado, 7 de junio de 2014

Plátano especiado

Se cree que desde Canarias los españoles llevaron el plátano a América.
El cultivo del plátano comenzó en el sudeste asiático, entre la Indica y Malasia; en el siglo V pasaría al continente africano procedente de las costas de Madagascar y de ahí se extendió por las costas del Mediterráneo, ya en el siguiente siglo.

A Canarias llegó procedente de Guinea Ecuatorial introducido por expedicionarios portugueses. Una vez que el cultivo se asentó con éxito en las islas, los españoles lo introdujeron en tierras americanas en los viajes de colonización al Nuevo Mundo.

La temperatura ideal para el cultivo de la platanera se encuentra situada en torno a los 25 grados Celsius y su altitud de cultivo debe ser inferior a los 300 metros, condiciones éstas que sólo se dan, dentro de España, en las plantaciones de las Islas Canarias. Es cultivado en todas las islas salvo en las más orientales de Fuerteventura y Lanzarote donde no existen plantaciones

Son numerosos los beneficios que nos proporciona: es un remedio natural contra la depresión, mejora el insomnio, regula la hipertensión, el reuma, la artritis. Bien maduro controla la diarrea. Reduce los niveles de colesterol y alivia los dolores premenstruales. Además debido a su alto contenido en potasio calma y evita los calambres. Todas estas propiedades son comunes al plátano y a la banana.

A mi me encanta hacer para la familia batidos de plátano con leche bien fresquita e incluso añadirles alguna fresa que siempre tengo en el congelador.

Pero para hacer un plato de lujo os propongo un postre lleno de sabor y aroma.

Para cuatro personas:
  • 4 plátanos
  • 50 grs de azúcar
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cucharadita de canela molida
  • media cucharadita de vainilla en polvo
  • 50 grs de mantequilla
  • 5 cl de ron blanco

Mezclamos el azúcar con la vainilla, la canela y la nuez moscada.
Freímos los plátanos 3 minutos por cada lado. Los espolvoreamos con la mezcla de especias y azúcar y seguimos en la sartén durante un minuto más por cada lado con el fuego fuerte.
Añadimos el ron (quitamos el extractor de humos) y flambeamos.
Presentamos en un plato con la salsa por encima.

Mmmm, os aseguro que están deliciosos.

viernes, 6 de junio de 2014

Maléfica

Eres tú el príncipe azul que yo soñé..."
Creo que ni los niños de 10 años creen ya en los príncipes y las princesas como no sean los que nos ponen todos los días en el telediario.
Y menos aún eso de : "y despertará con el primer beso de amor verdadero".

Entretenida versión del clásico de Perrault, La Bella Durmiente, con una Angelina Jolie muy en su papel de mala no tan mala y un montón de seres mágicos que hacen piruetas y siguen a su reina entre juegos y cabriolas. Un poco exagerado el maquillaje para mi gusto, que nos la presenta con un cierto aire anoréxico, pero en fin... no deja de ser la por muchos soñada Jolie.

Elle Fanning con su carita sonrosada e inocente da vida a la Bella que puede con todos, pues ya se sabe que nada hay más puro que el amor, en su acepción más universal.

Sorprendente final acorde con los tiempos que vivimos, aunque no por ello exento de magia.

Si tienes niños quedarán satisfechos con el cuentecillo.

"