TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 9 de noviembre de 2014

Sabores el mundo: kanellbullar/korvapunsti (bollitos de canela)

Desde Suecia y Finlandia me llega la receta de un rico y típico dulce de aquellas tierras: los bollitos de canela.
Es muy sencillo de hacer y vas a poder disfrutar de una repostería hecha en casa con un sabor incomparable.
En Estocolmo tuve la suerte de probarlos en una cafe-invernadero que hay en mitad del bosque de Kungliga Djurgarden. Hizo un dia soleado y una temperatura más que agradable. Fue una auténtica delicia tomar un té y uno de estos bollos mientras todos nos estirábamos "cual lagartos al sol".

Con las cantidades que os voy a dar salen aproximadamente 50-55 bollos dependiendo del grosor que queráis darle.

Ingredientes:

  • 750 grs de harina
  • 300 ml de leche
  • 120 grs de mantequilla
  • 150 grs de azúcar
  • 25 grs. de levadura fresca
  • un huevo
  • una cucharadita de sal
  • una cucharadita de cardamomo molido
Para el relleno:

  • 100 grs de mantequilla
  • 50 grs de azúcar
  • 2 cucharadas de canela

Para el glaseado:

  • un huevo
  • 2 cucharadas de agua
  • azúcar granulada

Derrite la mantequilla y mezcla con la leche. La mezcla debe estar templada. Añade la levadura previamente desleída en un poco de la leche. Añade el huevo, el azúcar, la sal y el cardamomo y trabaja la masa hasta conseguir que quede elástica y manejable. Forma una bola y tápala con un paño de cocina y déjala reposar unas dos horas.
Pasado este tiempo alísala con un rodillo hasta conseguir una plancha de unos 3mm de espesor.
Unta esta masa con mantequilla, azúcar y canela y enróllala sobre si misma hasta conseguir un cilindro. Corta el cilindro en rodajas de un centímetro más o menos y colócalas en una bandeja de horno. Introdúcela a 40º el tiempo necesario para que doblen su tamaño. Cuando veas que han aumentado saca la bandeja del horno y pincela cada bollo con el glaseado. (yo no tenía azúcar granulada así que le puse azúcar normal pero quedan mejor de la otra manera). Vuelve a introducirlas al horno y ponlo a 200º durante más o menos cuarenta y cinco minutos hasta que se doren.
Y... ¡a disfrutar!

Gracias a mis alumnas Julia y Jenny por su aportación a este blog y por compartir con todos nosotros esta rica elaboración de sus respectivos países Suecia y Finlandia.