TRANSLATOR/TRADUCTOR

lunes, 27 de febrero de 2012

Adorna tus platos para hacerlos más apetecibles

A veces las prisas diarias nos obligan a “arrojar” la comida sobre los platos como si estuviéramos repartiendo el rancho en el ejército. Todos lo hacemos ¿verdad?. Lejos de hacer sofisticadas preparaciones como en los cruceros o los restaurantes cinco tenedores, cuidar un poquito la presentación de un plato no nos llevará mucho más tiempo y si ayudará a hacerlos más atractivos.

Por ejemplo, a la hora de hacer un estofado no es lo mismo meter el cucharón en la olla y volcarlo en un plato hondo que poner la carne en un plato plano y adornarla con las verduritas que previamente habremos “acanalado”. ¿qué significa esto? Es la forma que podemos dar por ejemplo a una zanahoria con un utensilio que se llama acanalador. Lo podemos encontrar en cualquier tienda especializada de cocina o en grandes superficies. Se trata de hacer unos surcos a lo largo de las zanahorias para que cuando cortemos éstas en rodajitas, nos queden con un bonito dibujo que adornará nuestro plato. Después salsear con el jugo bien ligado y  ¡a disfrutar!




Si freímos patatas para acompañar al estofado podemos emplear un sacabocados de forma que los trocitos resultantes tendrán apariencia esférica y no cuadrada lo que dará una vistosidad diferente a nuestro plato, y seguramente a los niños les encantará “perseguir” las bolitas para comérselas.

Otra idea para que los aburridos platos de puré queden más sugerentes es hacerles un dibujo con un poco de nata y la punta de un cuchillo. Sólo hay que echarle imaginación y un poquito de habilidad. Podemos hacer estrellas, corazones, flores o caras divertidas.





Además de esta forma enriquecemos el puré, suavizamos el sabor y le proporcionamos una textura de crema muy agradable al paladar. Seguro que tendrá éxito entre los más pequeños.
Bon appetit!