TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 28 de septiembre de 2014

Un viaje de diez metros


Deliciosa película tanto por el tema como por la interpretación. Muy en la línea de Lasse Halström, director de películas como Chocolat., La pesca de salmón en Yemen o Las normas de la casa de la sidra, donde pone de relieve las carencias humanas y la búsqueda incesante del amor, del cariño entre las personas.

Una de esas películas que te dejan buen cuerpo.
Ya sabéis, ahora que está encima el otoño y las hormonas se revuelven y nos causan algún que otro momento depresivo no tenéis más que acercaros a ver esta bonita e inteligente comedia romántica donde una vez más los pucheros son los protagonistas.

Sinopsis

Una familia de la India pierde su negocio en un incendio provocado y deciden probar suerte en otro continente. Un imprevisto les obliga a quedarse en un idílico pueblecito francés. El contraste de culturas y sabores provoca divertidas situaciones y pone de manifiesto que a pesar de las grandes y pequeñas diferencias culturales todos en el fondo lo que necesitamos es amor.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sabores del Mundo: Baklava



Su historia se remonta a la antigua Mesopotamia. Era considerado históricamente como una comida para las clases acomodadas hasta mediados del siglo XIX.
Los griegos trajeron la receta a Atenas y la modificaron cambiando la masa original del Cercano Oriente por una masa filo( de “hojas”). Los armenios agregaron canela y clavo. Y los árabes la hicieron aún más aromática añadiendo agua de rosas y cardamomo.  La receta que hoy os traigo es de herencia árabe y es como se prepara en Oriente Medio.

Necesitas para una bandeja de horno:
  • ·      24 láminas de pasta filo
  • ·      500 grs de Nueces y pistachos o almendras
  • ·      200 grs de azúcar
  • ·      una cucharada de cardamomo en polvo
  • ·      100 grs de mantequilla
  • ·      Agua de rosas
  • ·      Limón


Prepara un almíbar poniendo el doble de azúcar que de agua a consumir al fuego, cuando adquiera cierta densidad añádele un chorrito de agua de rosas. Y una cucharada de zumo de limón.

En un bol junta, el azúcar, las nueces, los pistachos y el cardamomo. Añade un chorrito de agua de rosas, dos cucharadas de mantequilla derretida y revuelve todo hasta que quede bien mezclado.

Ahora sólo tienes que ir impregnando cada hoja de pasta filo por una cara y juntarla con la siguientes así hasta que tengas 12 hojas de pasta. Vierte encima y reparte la mezcla del bol. Extiéndela y sigue poniendo hojas de pasta untadas con mantequilla la primera por las dos caras y el resto por una cara. Cuando llegues a la última con un cuchillo bien afilado corta la preparación en forma de rombos.

Hornea durante media hora a 180 grados. Hasta que esté dorado.
Saca del horno y vierte por encima el almíbar hasta que empape. Puedes adornar con pistachos o almendra picada muy fina.

Os aseguro que es un manjar. Si lo tomas con un buen té creerás que estás en un cuento de las Mil y una noches en la antigua Persia.
¡a disfrutar y soñar!



viernes, 12 de septiembre de 2014

No dejes de tomar legumbres en verano

Ahora que los calores van cediendo un poco aprovecha e incluye en tu dieta legumbres en ensalada. Hoy te traigo una nutritiva y deliciosa ensalada a base de garbanzos. Rápida y fácil de hacer.
Los garbanzos los puedes poner de bote. A me encantan los pedrosillanos y no los he probado nunca tan ricos como los que te ponen en el cocido maragato en Castrillo de los Polvazares en León. Prometo colgar pronto la receta.

Merece la pena hacerse una escapada hasta allí en estos meses. Y por supuesto probar este delicioso cocido que a diferencia del madrileño en vez de empezar acaba con la sopa. Y me parece a mi buena disposición ésta porque así entra de mejor manera y el caldo acaba por rellenar lo que no rellenó el garbanzo. 

Necesitas:
  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • un cuarto de judías verdes
  • un tomate
  • Una cebolla
  • un diente de ajo
  • aceite
  • cominos molidos
  • lima o limón
  • sal
Pela el tomate y pártelo en trocitos pequeños. Haz lo mismo con media cebolla.
Cuece las judías con la otra media cebolla y sal. Escurre y reserva.
En un bol mezcla los garbanzos escurridos, las judías verdes, el tomate y la cebolla.

Prepara una vinagreta a basa de aceite, zumo de lima o limón, un toque de cominos y sal. Emulsiona, es decir bátelo con unas varillas hasta que se ligue todo. Viértelo sobre tu ensalada.

Si quieres completar el plato puedes acompañarlo con un huevo frito y unos espárragos verdes cocidos o pasados por la plancha.
Un menú completo y muy sano.
¡Buen provecho!