TRANSLATOR/TRADUCTOR

miércoles, 27 de marzo de 2013

TORRIJAS, sabor de antaño




Este rico postre aparece documentado ya en el siglo XV como plato que se les daba a las parturientas para procurar su recuperación. A comienzos del siglo XX en Madrid se servían en la tabernas junto con los “chatos” de vino.
Preparaciones parecidas a esta se hacen en muchos países donde cambian de denominación, en Francia las llaman “pain perdu”, en Inglaterra “French toast”, en Portugal “rabanadas”, etc…
Son típicas del tiempo de Cuaresma en la mayor parte de las comunidades españolas, excepto en Cantabria que se hacen en Navidad.
Son sencillas, ricas y baratas. Un dulce típico de toda la vida que todo el mundo puede elaborar. Para los que nunca se hayan atrevido a hacerlas os animo desde aquí, pues es muy fácil y el resultado muy bueno.

  • Pongo a hervir leche, azúcar, cáscara de limón (sólo la parte coloreada) y una ramita de canela (también se le puede añadir media vaina de vainilla).
  • Después de dejarlo hervir durante unos minutos lo dejo templar y remojo las rebanadas de pan en esta mezcla.
  • Paso por huevo y frío en abundante aceite caliente al que previamente he echado una cáscara de limón.
  • Se pueden hacer con cualquier tipo de pan pero si utilizáis uno de leche o un pan inglés quedan espectaculares, porque son panes más enriquecidos que el corriente.


  • Saco, escurro y paso por una mezcla de azúcar y canela. También se les puede añadir miel. O incluso dejarlas en remojo en una mezcla de leche, azúcar y canela. O en una mezcla de licor y aguamiel al gusto.
          ¡A disfrutar!