TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 13 de noviembre de 2010

Sevilla. La perla del Guadalquivir


Volver a Sevilla ha sido como siempre gratificante. Su reflejo en el río Guadalquivir es de los más bonitos que yo he visto, sobre todo por la noche. Además ahora se puede disfrutar del rio con el alquiler de piraguas para pasear por él o hacer algo de deporte. También y ya más para turistas en barquitos para conocer la ciudad desde otra perspectiva. Por sus orillas carriles reservados que invitan a alquilar una bici en uno de los muchos puntos de alquiler que se han extendido por toda la ciudad. Guarda el encanto de ciudad romántica con sus coches de caballos repletos de turistas recorriendo el Parque de Maria Luisa o las estrechas calles blancas típicas de Andalucía. Y por supuesto su gastronomía sigue siendo excelente. Fuera de la zona típicamente turística se encuentra una buena oferta de gastronomía típica andaluza con unos productos de primera calidad.
Así me pasó en un restaurante frente al Palacio de Congresos que se llama Bodegón Sierra Este, en la calle Administrador Gutiérrez Anaya, donde pude disfrutar de unas deliciosas gambas, jamón, huevos a la flamenca, tortillitas de camarones y choco por un precio muy razonable. Y con un servicio correcto, amable y profesional como los que ya van quedando pocos en nuestro pais.
Otro sitio a destacar por su sabor y buen hacer es el Restaurante La Moneda, muy cerca de la catedral. Buen ambiente, buen servicio y buen género, aunque un poco más caro.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Ruta por el Alto Tajo ¡aviso a navegantes!

De nuevo me he dejado caer por el Alto Tajo. Esta vez la ruta partía de Orea, curioso pueblecillo que cuenta con un centro de interpretación similar al de Corduente, aunque algo más pequeño.
La ruta elegida de las 11 que ofrece el parque fue la última a la Laguna de Salobreja. Son 14 km de recorrido circular un tanto decepcionante. La Laguna en el mes de septiembre se ve bastante mermada por la sequía y aunque hasta allí el camino es cómodo a partir de este punto se complica. Seguimos por el cauce seco que parte desde la laguna hasta el bien denominado rio Seco, cuyas aguas al parecer discurren subterráneas durante gran parte del recorrido. Tiene algún interés botánico, la ruta, por contar con especies como sabinas rastreras, enebros y tejos. Pero aparte de esto tengo que decir que pasé mucho calor y no vi un paisaje mejor que el encontré en la parte norte del parque yendo hacia Zaorejas.
Creo que a veces "se sacan" las rutas de donde no las hay con tal de contar con oferta turística para senderistas.
Unos 500 metros antes de llegar al punto donde aparece la carretera surge discreto el rio. En él se puede encontrar alguna truchita y muchas ranas.
Por lo demás, mucho calor, muchos insectos, poca agua y pocas vistas que merecieran la pena.

martes, 13 de julio de 2010

Todos nos bañamos en la marea roja

No soy nada "futbolera" pero tengo que reconocer que ha sido absolutamente emotivo presenciar el espectáculo de ayer, durante la celebración del Mundial 2010. Me he sentido orgullosa de ser española. Algo que nos hacía mucha falta a todos. Ver por fin que España no es el corralito de unos pocos, que nos pertenece a todos, al igual que su bandera, es una medicina vital para el sentir..
No he parado de lagrimear viendo cientos de escenas emotivas e inolvidables. Todos juntos sin ninguna carga política por mucho que se empeñen algunos. El pueblo español está por encima de mezquindades políticas. Deberían tomar nota los que "nos dirigen" y darse cuenta de que la clave está en construir no en disgregar. Que juntos podemos. Que ni crisis ni ná, si nos lo proponemos llegaremos a la meta con dignidad. Un poco de sentido común por favor. La ilusión ya nos la han dado nuestros deportistas (donde trabajan en equipo y con respeto), en baloncesto, en tenis, en ciclismo, en fútbol. Bendito fútbol, nunca pensé que lo diría.

sábado, 12 de junio de 2010

Maravillas naturales de la Península Ibérica




En Alcolea del Pinar se toma la carretera que nos lleva hasta Molina de Aragón. Cinco kilómetos antes de llegar se encuentra el desvío hacia Corduente, un pequeño pueblo que alberga el Centro de Interpretación del Parque Natural del Alto Tajo. Merece la pena esta visita porque nos muestra las inmensas posibilidades que tiene el parque para los amantes de la naturaleza, la flora, la fauna y el senderismo.
El Alto Tajo con un extenso sistema de cañones y hoces fluviales (considerado uno de los más importantes de Europa), alberga una gran diversidad tanto de paisajes como de animales. Un fantástico entramado de cañones, valles, páramos, montañas, laderas, ríos, lagunas, saladares y turberas se suceden en el Parque y nos ofrecen una increíble diversidad geológica (calizas, areniscas, conglomerados, pizarras y cuarcitas).
Donde se juntan El Tajo y el Gallo pude comprobar la bonita tonalidad de las aguas: verde-azulado limpio y refrescante. Siguiendo la ruta 4 llegamos hasta el impresionante mirador de Zaorejas desde donde se divisa un inmenso cañón abrigo del rio y de las aves que allí se refugian.
Muy interesantes son las turberas como la de la cascada de la Escaleruela. Por allí planean majestuosos los buitres, controlando a su paso todo lo que se mueve. Una estampa impresionante.

sábado, 17 de abril de 2010

Tulipanes en Madrid


No es el Keukenhoff de Holanda pero... "para muestra bien vale un botón". Podemos disfrutar estos dias de un espectáculo multicolor, delicado y hermoso en el Real Jardín Botánico de Madrid. Cientos de tulipanes, narcisos, rododendros y otras flores se muestran elegantes en los parterres del botánico que ordenó crear Carlos III.
Un remanso de paz y aromas. Los alumnos de la escuela taller se afanan en conservar el jardín en todo su esplendor. Amantes de la fotografía, turistas y colegios conviven durante unas horas mientras admiran el colorido. Muy recomendable, sin duda.

lunes, 29 de marzo de 2010

Ciudad Real. Lagunas de Ruidera

Según nos enseñaban de pequeños el río Guadiana nace en Las Lagunas de Ruidera. Hoy se cree que nace en la confluencia de los ríos Gigüela, Záncara y alto Guadiana. De cualquier forma las lagunas surgen poderosas y salvajes estos días como resultado del invierno lluvioso que hemos tenido.
El pantano de Peñarroya rebosante de agua suelta por su presa toda la sobrante en una espectacular caída. Desde el castillo del mismo nombre se puede contemplar todo el fantástico panorama. Seguimos el camino hacia el pueblo de Ruidera donde encontramos una amplia oferta de restauración. Y pasando este pueblo comienzan o acaban, según de donde se venga, las 16 lagunas que se jalonan en diferentes alturas. Las aguas salvan estos desniveles regalándonos torrentes y cascadas mientras siguen su irrefrenable curso.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Sierra de Madrid, el sonido del silencio.


A tan sólo 50 kilómetros de Madrid surge esta maravilla natural bien conocida por los madrileños. Tanto que desde hace ya bastantes años el acceso está restringido en los momentos de mayor afluencia. Cuando los visitantes aún no han llegado, el sonido del silencio invade los sentidos. Sólo le acompaña el canto de los carboneros y el fragor del Manzanares que pasa por allí bravío y transparente. En lo alto del Yelmo, grupos de buitres planean con sus enormes alas extendidas describiendo círculos y oteando el horizonte en busca de alimento.
Las moles de piedra se alzan imponentes en este canchal berroqueño. Figuras caprichosas nombradas por el saber popular se acumulan dando pie a historias y leyendas: El Cancho de los muertos, la Cueva de la Mora, el Centinela, …
Andar por La Pedriza cualquier dia que no sea fin de semana es estimulante y relajante a la vez. Es pensar en LA TIERRA tal como era. Diversos senderos te invitan a conocerla, aunque no todos son de fácil realización. Más de un excursionista se ha perdido confiado en la familiaridad de la zona y se ha visto sorprendido, perdido y desorientado y ha tenido que esperar el rescate por los servicios de emergencia.
Sin embargo yendo por los caminos señalizados el disfrute está garantizado. Tan sólo una pequeña parte de la sierra madrileña que ayudará a comprender porqué los madrileños se sienten tan orgullosos de sus montañas.

martes, 26 de enero de 2010

Biblioteca nacional

La Biblioteca Nacional de Madrid guarda valiosos tesoros tales como su exposición permanente. En ella podemos encontrar los diferentes pasos que ha ido dando el hombre a lo largo de la historia en su afán por comunicar. Visité la exposición hace algunos años y al hacerlo ahora de nuevo la he encontrado cambiada, tecnológicamente hablando. Se han introducido numerosas pantallas con vídeos explicativos de soportes y sistemas de comunicación.
Me entusiasmó una vitrina en la que además de lo que se explica en los vídeos se exhiben bonitas y curiosas muestras. Se puede apreciar con total claridad la diferencia entre xilografía, linograbado, grabado calcográfico, litografía y técnicas más recientes, del siglo XX tales como el huecograbado y el offset.
Un rinconcito de Madrid donde aprender más sobre la historia y nuestro entorno.
Muy recomendable.

lunes, 11 de enero de 2010

Praga, la más hermosa


Después de dejar el 2009 de una manera poco afortunada he comenzado el 2010 con nuevos aires, aunque muy fríos. La hermosura de la ciudad ha compensado sobradamente el esfuerzo de tener que ir abrigada hasta las pestañas. Y de regalo he podido contemplar Praga con 20 centímetros de nieve ¡espectacular e inolvidable!.
Pasear por esta bella ciudad es como hacerlo por un cuento de magia. Cada edificio es superado en belleza por el siguiente y sus calles te conducen siempre a alguna plazuela con encanto. También a grandes plazas como la de
Wenceslao (Václavské námêstí) o la del ayuntamiento, donde cada hora la gente se agolpa para ver desfilar a los 12 apóstoles en el archifamoso reloj astronómico medieval.
Qué decir del bello puente de
Carlos (Karluv most) que comunica la ciudad vieja (Staré Mesto) con la pequeña (Malá Strana). Allí y aún a pesar del intenso frío, pintores, turistas y músicos se entremezclan en un conjunto armónico que dan ese aire de vida intensa que siempre tiene este puente.
En la ciudad pequeña se levanta el llamado castillo, que no responde a un castillo tal y como lo entendemos en España, sino a un conjunto de edificaciones que albergan hoy en dia estamentos oficiales y que sirvieron de residencia a la realeza a lo largo de la historia. En mitad, imponente y amenazante con su estilo gótico, se alza la catedral de San Vito. Me gustaron mucho los signos del zodiaco que presenta en la puerta de uno de sus laterales.
Más allá y custodiando un árbol de Navidad encontré a un soldado a la intemperie aguantando impertérrito, además del frío a las hordas de turistas que se hacían fotos junto a él.
El
Callejón de oro que recuerda al de Harry Potter y donde sus minicasitas albergan tiendecitas artesanas de marionetas y souvenirs varios que te dejan el bolsillo tiritando. Imagino que serían las casas de los sirvientes o las caballerizas en tiempos de los reyes de Bohemia.
Me ha parecido una ciudad para pasear con una red de metro sencilla pero eficaz. Tranvias muy viejos con otros más modernos, aunque los itinerarios de estos últimos no están muy claros. Sobre todo para los que no dominamos el checo (¡qué idioma tan complicado!) y de inglés me parece que les pasa como a los españoles, lo tienen de asignatura pendiente. Aún así no tienes ninguna dificultad en entrar en alguna de sus encantadoras cervecerías y degustar esa peculiar cerveza que les ha dado fama en todo el mundo. Un auténtico placer. Volveré en alguna primavera como me recomendó una lugareña, cuando Praga se vista de flores.