TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 29 de marzo de 2014

Nuestros entrañables "donuts", ahora caseros

¿Qué que se puede hacer en una tarde lluviosa y fría?
A) quedarse en casa con una manta en el sofá
B) Salir abrigado hasta las orejas y con paraguas
C) Hacer en casa una actividad gratificante.

Como podéis suponer yo he optado por la tercera opción. Ya que al parecer cierran la fábrica de tan tradicional e inolvidable bollo de nuestra infancia, adolescencia y juventud, no nos queda más remedio que hacerlos nosotros en casa. Así que ¡manos a la obra!

Necesitas:
  • 300 grs harina de fuerza
  • 200 grs harina normal
  • 100 grs de azúcar
  • 5 grs sal
  • 40 grs levadura fresca
  • 230 ml de leche
  • 1 huevo
  • 40 grs de mantequilla o margarina
  • esencia de vainilla
  • aceite de girasol

Para el glaseado
  • 200 grs de azúcar glass
  • 40 grs de mantequilla
  • 2 cucharadas de agua

Junta las harinas, el azúcar, la sal y la levadura. Amasa. Añade la leche. Después el huevo y dos cucharaditas de esencia de vainilla.
Amasa hasta que la consistencia sea suficiente para llevárnosla a la mesa y amasar en la mesa enharinada.  Cuando ya no se pegue vamos untando la mantequilla mientras amasamos. Volverá a estar un poco pegajosa pero no conviene añadirle más harina pues sería demasiado consistente. Es cuestión de seguir amasando unos diez minutos. Cuando ya no se pegue la dejamos reposar en un bol recubierta con film hasta que cuadruplique su tamaño.

Vuelve a amasar para sacar todo el aire. Estira la masa con la ayuda de un rodillo hasta dejarlo con un centímetro de grosor. Ya puedes, con la ayuda de un cortapastas, ir formando los donuts. Con un descorazonar de manzanas u otro utensilio de boquilla redonda, puedes hacer el agujero del centro.
Dispón los donuts en una bandeja de horno y píntalos con un brocha con aceite de girasol. Déjalos reposar hasta que doblen el volúmen.

Fríelos en aceite de girasol a fuego medio para que se haga bien la masa y no se queden crudos. Sácalos y déjalo escurrir en papel absorbente.

Prepara un glaseado con el azúcar glass y la mantequilla derretida. Ve añadiendo agua poco a poco hasta conseguir un textura suficiente para mojar los donuts. Déjalos  escurrir en una bandeja hasta que adquieran el aspecto tradicional.
También puedes simplemente espolvorear azúcar glass y canela sin más.
O recubrirlos de chocolate.
Están buenos de todas las formas. ¡a disfrutar!




viernes, 28 de marzo de 2014

NICK HOWARD - Can't Break A Broken Heart - Joy Eslava - MADRID - 15/3/2014

Un descubrimiento reciente para mi: Nick Howard. Buena música con un toque celta,  buena disposición del cantante entregado a su público, ¡una delicia de concierto en Madrid!



sábado, 22 de marzo de 2014

Cocina de aprovechamiento. Medallones de carne rebozados en huevo


Si, se pueden hacer más cosas con la carne del cocido además de esa típica “ropa vieja” que todos conocéis y que tan buena está.

A mi me gusta usar carne de morcillo  porque me parece una pieza deliciosa y me permite aprovecharla de más formas, además de para croquetas y “ropa vieja”.

En el despiece de vacuno nos encontramos con cuatro categorías. 
  • Las partes más valoradas y caras corresponden a la categoría extra y son el solomillo, lomo bajo y lomo alto.
  • En carnes de primera nos encontramos con la tapa, cadera, babilla y tapilla
  • En la tercera clasificación tenemos las carnes de segunda: aguja, redondo, pez, espaldilla, contra, morrillo, morcillo, aleta, llana y rabillo de cadera.
  • Y por último en la cuarta categoría (carnes de tercera) y supuestamente más barata o menos valorada, aunque nada despreciable por los platos que podemos conseguir con ellas, están el pescuezo, culata de contra, brazuelo, falda, pecho, rabo, costillar y carrillada.


El morcillo o jarrete es una carne de segunda dentro de esa clasificación. Corresponde a uno de los músculos de las patas trasera de la res. Es bastante jugosa y bien cocida resulta blandita y con mucho sabor.

Una fórmula sencilla y que resulta muy bien es simplemente una vez que tenemos la carne cocida filetearla y pasarla por harina y huevo.
Eso sí, yo en el huevo siempre añado ajo molido y perejil porque eso le da un plus de sabor que cambia por completo el plato.

No me diréis que no es fácil y que os lleva mucho tiempo. Y así de un plato tan completo como es el cocido podemos obtener con sus sobras otros platos de gran valor culinario y de fácil realización. ¡a disfrutar!

sábado, 15 de marzo de 2014

Bizcocho de nueces

En recientes estudios clínicos se ha averiguado que las nueces consumidas de forma habitual proporcionan una mejor memoria de trabajo. Esta conclusión aparece ligada a otra de gran importancia como la reducción de la incidencia de enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer.

Si además de estar buenísimos son buenas para la salud ¿quien se resiste a tomarlas?  En multitud de platos tales como ensaladas, arroz, postres…

Hoy he hecho un bizcocho aderezado con nueces que no te va a dejar indiferente.
Se hace muy rápido y fácil y da muy buen resultado.

Necesitas:
  • 100 grs de mantequilla
  • 100 grs de azúcar
  • 160 grs de harina
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de miel
  • un sobre de levadura en polvo
  • canela
  • vainilla


Bate la mantequilla hasta conseguir que esté en pomada y mézclala con el azúcar.
Añade la harina y la levadura junto con la vainilla y la canela al gusto.
Casca los huevos de uno en uno y ve juntándolos a la masa sin dejar de remover.
Echa las nueces cortadas.

Precalienta el horno a 220 grados.
Cuando tengas bien  mezclados todos los ingredientes, vierte la masa en un molde y hornéala 10 minutos.

Después baja la temperatura a 180 grados y cuécelo durante veinte minutos más.
Comprueba que esté en su punto con una aguja.  Sácalo del horno, desmolda y déjalo enfriar.


Ya sólo te queda disfrutar. ¡delicioso!

sábado, 8 de marzo de 2014

Cogollos con ventresca y un toque de cebolla y pimiento confitados

Más fácil y rápido casi imposible, diría yo. Aprovechando los días soleados que nos empiezan a anunciar la primavera puedes incluir en tu dieta esta rica ensalada que no dejará indiferente a nadie.
Sólo necesitas:
  • ·      Cogollos
  • ·      Pimiento rojo
  • ·      Cebolla
  • ·      Una latita de ventresca de atún
  • ·      Azúcar
Tradicionalmente solemos tomarlos con anchoas pero aquí os propongo una receta más original. Añade un toque dulce con los pimientos y la cebolla confitadas y proporciona un contraste de sabores muy interesante.

Corta en brunoise (cuadraditos pequeños) el pimiento y pon el mismo peso en azúcar en un cazo a fuego muy lento.  Manten hasta que el pimiento esté blandito y se haya evaporado el agua que suelta.

Corta la cebolla de la misma manera y pon en una sartén a confitar con mantequilla o aceite de girasol. El fuego debe estar muy bajo. Déjalo cocinar durante una media hora hasta que la cebolla vaya soltando los azúcares que le van a proporcionar, la textura y sabor característicos de esta elaboración.


Después deja templar ambas confituras mientras preparáis los cogollos y la ventresca.

¡Anímate y hazte seguidor del blog! sólo tienes que hacer clic en "participar en este sitio" en la columna de la derecha. ¡gracias!

sábado, 1 de marzo de 2014

Hojaldre relleno para salir de un apuro


Hace frio, llueve... ¡uy! ¡hoy no salimos de casa! peli, cenita y al sofá. Pero claro tampoco apetece ponerse a hacer una gran cena porque estamos agotados de toda la semana. Una solución rápida:
hojaldre relleno. Es rápido, sencillo, rico y queda muy bonito. Es una alternativa a la siempre socorrida pizza. Y también como en la pizza, podemos aprovechar todas esos alimentos que se nos van quedando en la nevera un poco olvidados, ese tomatito que no sabes qué hacer con él, el medio pimiento que se te ha olvidado congelar, un poco de jamón que quedó de hacer el bocadillo de rigor... en fin lo que tengas y tu imaginación quiera darte.
Yo te propongo la fórmula más sencilla. Jamón y queso.

 
Necesitas:
  • una plancha de hojaldre
  • tomate frito
  • jamón cocido
  • queso que derrita bien tipo mozzarella, gruyere, o cualquier queso blando
  • orégano



Pon sobre el hojaldre unas cucharadas de tomate frito y extiende bien. Después los trocitos de jamón. A continuación el queso.(Si te han sobrado algunas verduras puedes cortarlas en juliana, rehogarlas con un ajito y añadirlas a la composición). Espolvorea con orégano. Cierra el hojaldre y hornea hasta que esté dorado. Verás que delicia. ¡que te aproveche!


¡Anímate y hazte seguidor del blog! sólo tienes que hacer clic en "participar en este sitio" en la columna de la derecha. ¡gracias!