TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 1 de julio de 2012

Aguacate: sano, nutritivo y fácil de preparar



En respuesta a la petición de una de nuestras seguidoras voy a hablar esta semana del aguacate.
Fruta exótica originaria de Centroamérica que hasta hace unos años era bastante desconocida en la cocina española, hoy en día se consume en prácticamente todos nuestros hogares de forma habitual.
El árbol del que procede, el Ahuacatl, es originario de México y de allí se extendió a toda Centroamérica.
Aquí en España se cultiva sobre todo en Málaga y Granada. Y os aseguro que las ricas ensaladas que allí preparan no tienen parangón con  ninguna otra que yo haya probado. La frescura del fruto, directo del árbol a la mesa se nota y mucho.
Tiene numerosas vitaminas y beneficios para el organismo, actúa como preventivo para el cáncer oral y mantiene el corazón saludable ya que su alto contenido en potasio ayuda a regular la presión arterial.
Existen varios tipos de aguacate pero los más comunes son tres: aguacate hass, fuerte y bacon.
El hass cuya piel cambia de verde a púrpura oscuro cuando madura, se cultiva en California.  Disponible durante todo el año.
El fuerte, que se cosecha desde finales de otoño hasta la primavera. Su piel no se oscurece con la maduración, su cáscara es más fina que la de otras variedades
El bacon, de piel verde, disponible igualmente desde finales del otoño hasta primavera.

Como se recolecta antes de madurar, su desarrollo finaliza ya en el mercado y en nuestras cocinas. Cuando al presionar la cáscara notemos que la pulpa cede será el momento de consumirlos.
Los usos más frecuentes son en salsa guacamole y en ensaladas.
A mi me gusta prepararlos rellenos de gambas, para lo cual lo único que necesitáis es:

INGREDIENTES (4 pers.)
  • 2 aguacates maduros
  • 150 grs de gambas frescas (también pueden ser congeladas)
  • 1 lata de atún
  • un tomatito maduro
  • media cebolleta
  • mayonesa

ELABORACIÓN
Poned las gambas en la sartén con un poco de mantequilla y saltead. Añadid un toque de ajo en polvo, eneldo y sal. Cuando estén listas, retiradlas y dejad enfriar. Peládlas y troceádlas al tamaño que os guste, o también las podéis dejar enteras si no son muy grandes. Reservad.

Partid los aguacates por la mitad y tomando una parte con la mano izquierda y la otra parte con la mano derecha efectuad un giro en dirección opuesta con ambas manos de manera que el hueso se desprenda de una de las partes.

Después con un cuchillo y un pequeño golpe seco del mismo en el hueso conseguiréis arrancarlo de la otra parte con lo que tendremos ya nuestras mitades listas para ser vaciadas. Con un sacabocados id retirando la pulpa pero dejad medio centímetro en el aguacate de forma que cuando se proceda a comerlo se pueda retirar con la cuchara.
Esta pulpa troceadla y mantened el color añadiendo unas gotas de limón. Trocead igualmente el tomate.
Mezclad con el atún , las gambas troceaditas y la mayonesa y rellenad con esta mezcla las mitades de los aguacates que habéis vaciado. Decorad con la mayonesa y listo para consumir.
¡que os aproveche!