TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 14 de septiembre de 2013

Brasil: mucho más que samba y fútbol. São Paulo.

Museo de historia (Ipiranga)
Sao Paulo; ¿por dónde empezar? Creo que todo buen viajero (y digo viajero, no turista) debe tener siempre la mente bien abierta a lo que se pueda encontrar, preparándola tanto para decepciones como sorpresas. Después de 12 días me cuesta generar una opinión clara de la ciudad, y es muy probable que sus enormes dimensiones tengan algo que ver en ello. Como una de mis anfitrionas me dijo muy acertadamente, esta urbe es el resultado de combinar decenas de culturas venidas de todo el mundo con un crecimiento de población de más de 14 millones a 188 millones en tan solo 100 años.
Puente en el Parque de Ibirapuera


MASP en Avenida Paulista

Por un lado tenemos el aspecto exterior de las calles y las casas, que fríamente visto no es el más bello del mundo. Gran parte de las aceras de la ciudad parecen estar hechas en un arrebato de ira, por no hablar de las carreteras, que te hacen dudar si a lo que te has subido es a una montaña rusa cuando coges el autobús. Por otro lado, parques con plantas y árboles milenarios que te hacen evadirte por completo de los alrededores. Se presentan en general muy bien cuidados, con bancos, caminos, césped, fuentes e incluso pequeños acuarios (Parque da Luz). 
Algunos de ellos son tan grandes que acogen recintos de hípica (Parque de Agua Branca), puestos de comida cada pocos metros o alquileres de bicicleta a un precio muy económico (Ibirapuera). Éste último me recuerda mucho al parque Juan CarlosI de Madrid y es desde luego el imprescindible entre todos ellos. En uno de sus laterales se encuentra el "monumento as banderas".

Monumento as Bandeiras (exterior al recinto de Ibirapuera)


Más pequeño pero muy recomendable es el parque Trianon en la Av. Paulista, calle que podría equivaler a la Gran Vía madrileña, y donde tienen lugar las principales manifestaciones.


Enfrente se puede visitar el museo de arte de São Paulo (MASP). La entrada normal cuesta 15R$. La reducida para jóvenes o jubilados 7R$. Los martes la visita es gratuita. http://masp.art.br/masp2010/visiteomuseu_info.php 


Catedral de Sé
Enfocándonos ahora en la parte más antigua e histórica de São Paulo descubrimos la catedral de Sé. Es el punto donde se inició la ciudad. Desde allí, kilómetro cero, se cuentan todas las distancias de todas las carreteras que parten de São Paulo. Podría decirse que equivale a la Plaza Mayor de Madrid.
La fachada de la catedral muestra uno de los templos góticos más grandes del mundo y data de 1913. Su órgano, de origen italiano, es el más grande de Latinoamérica. El Teatro Municipal de SP se encuentra a 15 minutos andando hacia el sur.

Para los amantes de la cocina, ya sea como cocineros o comensales, no puede pasarse por alto el ''Mercadão'' o Mercado Municipal en la Rua da Cantareira, 306. Puede probarse el ''Pastel de Bacalhau'' que nada tiene que ver con una tarta, sino con una masa de hojaldre rellena de dicho pescado. O si se es más de carne, el ''Pastel de Pernil''. También es muy famoso el enorme bocadillo de mortadela. 


Bocadillo de mortadela y zumos
de piña y açaí.

Frutas, verduras, pescado, carne, especias... ¡nada falta por allí!  Y si algo no hubiera en el mercado, se podrá encontrar a 5 minutos andando, en la Rua 25 de Março, una especie de rastro madrileño lleno de vida. Al igual que opino que la alta fama de la ciudad de ser peligrosa no es tan merecida como se cree, ésta sí es una buena calle para tener controladas las pertenencias y está claro que a mayor población en una ciudad, más riesgo hay de robos. En esta vía se sitúan
los bancos principales: Santander, Itaú y Bradesco, que se repiten a lo largo de la ciudad de una forma llamativa.

En Praça da Luz encontramos diversos lugares de interés como la propia estación de tren. Según salimos de ésta podemos optar por dar un paseo en el parque de enfrente con el mismo nombre, visitar la Pinacoteca del Estado, o bien descubrir curiosidades en ''El Museo da Lingua Portuguesa''. Tanto el museo como la pinacoteca tienen descuento para estudiantes (3R$). 

Un poco más apartado está El Museo de Ipiranga, que aloja el 80% de la historia de Brasil. Se puede ir en coche o combinar autobuses como el 5107-10 y el 5108-10 que te deja en la avenida Nazaré. El entorno es espectacular: un enorme parque tanto a lo largo como a lo ancho. En un extremo se localiza el edificio del museo, al final de una avenida de asfalto donde muchos practican skate, corren o pasean. Al frente del museo, en el otro extremo de la avenida central, se levanta el emblemático monumento del grito de ''Independencia o Morte'' que simboliza la batalla que tuvo lugar en este punto a raíz del grito del rey Pedro I para luchar por la independencia de Brasil. Su tumba y la de su mujer se encuentran en el interior del conjunto escultórico y están abiertas al público.

Por último dos puntos más que pueden ser optativos si no se cuenta con mucho tiempo pero que siempre son curiosos de ver:

-Memorial de América Latina. 
La organización de Sao Paulo es muy compleja: administrativamente está dividida en 31 subrefecturas. Cada una de ellas agrupa a su vez 9 regiones o zonas. Sabiendo esto, podemos decir que el memorial está en el distrito de Barra Funda (también estación de metro). En el interior del museo se puede aprender de forma muy amena (y gratuita) un poco más sobre la cultura latinoamericana (trajes, geografía, arte...)
El memorial es obra de Oscar Niemeyer, el tan famoso arquitecto carioca, presente en varias partes del mundo pero especialmente aquí, en Brasil.


-Liberdade. 
Con la cantidad de mezclas culturales que hay en São Paulo no podía faltar el barrio chino-japonés por excelencia. Después de pasar 20 minutos entre tiendas de comida asiática y farolillos rojos se te olvida por completo que estás en un país latinoamericano. Éste es un buen broche para poner al viaje, donde se puede encontrar algún que otro souvenir. Se puede llegar mediante el metro, apeándose en la estación del mismo nombre.

(si te perdiste la entrada anterior sobre Curitiba pincha aquí)