TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 8 de marzo de 2014

Cogollos con ventresca y un toque de cebolla y pimiento confitados

Más fácil y rápido casi imposible, diría yo. Aprovechando los días soleados que nos empiezan a anunciar la primavera puedes incluir en tu dieta esta rica ensalada que no dejará indiferente a nadie.
Sólo necesitas:
  • ·      Cogollos
  • ·      Pimiento rojo
  • ·      Cebolla
  • ·      Una latita de ventresca de atún
  • ·      Azúcar
Tradicionalmente solemos tomarlos con anchoas pero aquí os propongo una receta más original. Añade un toque dulce con los pimientos y la cebolla confitadas y proporciona un contraste de sabores muy interesante.

Corta en brunoise (cuadraditos pequeños) el pimiento y pon el mismo peso en azúcar en un cazo a fuego muy lento.  Manten hasta que el pimiento esté blandito y se haya evaporado el agua que suelta.

Corta la cebolla de la misma manera y pon en una sartén a confitar con mantequilla o aceite de girasol. El fuego debe estar muy bajo. Déjalo cocinar durante una media hora hasta que la cebolla vaya soltando los azúcares que le van a proporcionar, la textura y sabor característicos de esta elaboración.


Después deja templar ambas confituras mientras preparáis los cogollos y la ventresca.

¡Anímate y hazte seguidor del blog! sólo tienes que hacer clic en "participar en este sitio" en la columna de la derecha. ¡gracias!