TRANSLATOR/TRADUCTOR

miércoles, 15 de agosto de 2012

Sabores del mundo: hummus


Con los calores que abaten estos días la Península Ibérica, no sé a vosotros pero a mi se me quitan hasta las ganas de comer. Por eso siempre pienso  en platos que no sean calientes, que se cocinen fácil y se coman mejor. En países que saben mucho de calor y cómo combatirlo toman platos sencillos, nutritivos y muy ricos. Es el caso del que os tengo preparado para hoy. Muchos lo habréis probado ya o por lo menos oído hablar de él, se trata del hummus. Es típico de los países de Oriente Medio, Palestina, Turquía, Armenia, Chipre y en general en todo el mundo árabe. Cada vez está más extendido en la cocina internacional. Es considerado como mezze, palabra que proviene del iraní mazze, que significa sabor. Es lo que aquí denominaríamos entremeses.
Básicamente se trata de un puré de garbanzos. Podéis comprarlos ya cocidos en conserva, o cocerlos vosotros.
Para cuatro personas necesitáis:
  • 400 grs de garbanzos
  • 4 cucharadas soperas de tahine (pasta de sésamo, lo encontraréis en herbolarios, tiendas árabes o incluso en grandes superficies)
  • medio vaso de zumo de limón
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • comino en polvo
  • una ramita de cilantro o de alcaravea (opcional)
  • aceite de oliva virgen extra para adornar
  • pimentón dulce para adornar


Mezclad los garbanzos en un bol con el diente muy machacado de ajo y el zumo de limón, la crema de sésamo, un vaso de agua y sal. Trituradlo todo muy bien hasta obtener una crema suave. Se puede echar un yogur natural si queréis suavizar el sabor. A mi me gusta presentarlo haciendo un hueco en el centro donde vierto el aceite de oliva y espolvoreo con un poco de pimentón.
Es ideal para tomarlo con pan de pita templadito, pero la verdad es que se deja comer con cualquier otro tipo de pan que os guste o incluso con verduras crudas, como zanahorias, apio o pimiento rojo. Es un placer compartirlo en reuniones donde se puede charlar cómodamente mientras se consume.
Es un plato que llena bastante pero que entra muy bien.
¡a disfrutar!