TRANSLATOR/TRADUCTOR

martes, 13 de julio de 2010

Todos nos bañamos en la marea roja

No soy nada "futbolera" pero tengo que reconocer que ha sido absolutamente emotivo presenciar el espectáculo de ayer, durante la celebración del Mundial 2010. Me he sentido orgullosa de ser española. Algo que nos hacía mucha falta a todos. Ver por fin que España no es el corralito de unos pocos, que nos pertenece a todos, al igual que su bandera, es una medicina vital para el sentir..
No he parado de lagrimear viendo cientos de escenas emotivas e inolvidables. Todos juntos sin ninguna carga política por mucho que se empeñen algunos. El pueblo español está por encima de mezquindades políticas. Deberían tomar nota los que "nos dirigen" y darse cuenta de que la clave está en construir no en disgregar. Que juntos podemos. Que ni crisis ni ná, si nos lo proponemos llegaremos a la meta con dignidad. Un poco de sentido común por favor. La ilusión ya nos la han dado nuestros deportistas (donde trabajan en equipo y con respeto), en baloncesto, en tenis, en ciclismo, en fútbol. Bendito fútbol, nunca pensé que lo diría.