TRANSLATOR/TRADUCTOR

domingo, 25 de mayo de 2014

Lenguados rellenos



Con este tiempo que no se sabe si va o viene, con el que lo mismo te apetece un caldo que un gazpacho, me he inclinado por hacer un plato neutro para cualquier temperatura.
El lenguado es un pescado blanco de carne prieta por lo general, aunque su consistencia es diferente según la variedad, pero todas igualmente exquisitas.
Si podéis, comprad un lenguado grande y pedid que os extraigan los filetes. Es delicioso. Si la economía no está para alegrías, entonces os podéis decantar por los congelados. Eso si, a la hora de descongelarlos hacedlo un día antes en la parte que menos enfríe de vuestra nevera y sumergidos en leche. También se pueden descongelar unas horas antes a temperatura ambiente de la misma manera.

Ingredientes
  • 4 filetes de lenguado
  • 100 gramos de gambas
  • 100 gramos de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • aceite
  • sal
  • harina de maíz
  • orégano
  • queso en lonchas para derretir


Para el relleno yo he optado por unas setas con gambas. Creo que le va muy bien.
Saltead el champiñón bien picadito con un diente de ajo. Cuando esté hecho añadid las gambas también muy troceaditas. Enseguida una cucharada de harina y un chorrito de leche para formar la pasta del relleno, y sal.

Poned una cucharada o dos del relleno encima del filete y enrrolladlo sobre sí mismo. Si veis que se os abre podéis cerrarlo con un palillo, pero a la hora de servir no os olvidéis de quitarlo. Todo lo que salga en el plato a la mesa debe ser comestible.

Cubrid cada rollito con una lonchita de queso que derrita bien y espolvoread con orégano.

Disponed los rollitos en una bandeja y horneadlos durante 15 min. A 180 grados.


El jugo que queda en la bandeja una vez cocinados podéis ligarlo con una cucharada de harina de maíz para que quede más consistente. ¡Y a emplatar, servir y disfrutar!