TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 7 de septiembre de 2013

Rollitos de berenjena rellenos de salteado de pollo con setas y queso

Fácil y muy rico.
El cultivo de las berenjenas se remonta a más del 2000 AC en el sudeste asiático. Los árabes la trajeron desde allí al norte de Africa y más tarde en la Edad Media pasó a Europa a través de la España musulmana, desde donde se extendió su cultivo a los países cálidos del Mediterráneo.

El fruto de la planta en una baya que de va desde 5 hasta 30cm de longitud. Es interesante a la hora de comprarlas comprobar la tersura y brillantez de su piel. Señal inequívoca de que se encuentra en estado óptimo para su consumo.
Hay variedades e híbridos que alternan el color morado característico al que estamos más acostumbrados con otros moteados. Aguanta aproximadamente una semana en la nevera. A partir de que le empiezan a salir manchas pardas la berenjena empieza a amargar.

En  España se cultiva una variedad muy conocida y que se utiliza encurtida y envasada: las berenjenas de Almagro.
Los encurtidos como todos sabéis son los productos “cocidos” en vinagre. Así estas berenjenas sugren un proceso de cocción, fermentación y conservación que le
dan el color y sabor característicos de este producto.

Hoy vamos a utilizar la berenjena clásica para desarrollar este receta que os explico paso a paso

Para cuatro personas:
  • 2 berenjenas
  • 3 filetes de pollo
  • 1 puerro
  • 100 grs de setas (vale cualquiera, las que más os gusten)
  • sal
  • pimienta
  • orégano
  • queso brie, mozzarella o cualquier otro que funda  bien.

Primero cogeremos los tomates los pelaremos y despepitaremos y aprovecharemos la parte carnosa para cortarla en daditos.
A continuación saltearemos estos daditos en una sartén con 6 cucharadas de aceite, a fuego fuerte y añadiéndole sal, azúcar y orégano.
Reservaremos.
Las berenjenas hay que partirlas en lonchas longitudinales y finas y ponerlas en una bandeja engrasada y las pincelamos con aceite. 5 minutos a 180 grados será suficiente.

Por otro lado prepararemos el salteado de pollo. Partimos en juliana una puerro y pochamos a

fuego lento.
Fileteamos las pechugas salpimentadas y las añadimos al puerro. 
Cuando estén hechas añadimos las setas también en juliana y continuamos salteando hasta que se hagan.

Sólo nos queda montar los rollitos.
En cada uno de ellos pondremos la preparación anterior más un trocito de queso que funda.
Enrollamos y metemos al horno otros 5 minutos.
Sacamos y vertemos por encima el tomate que teníamos reservado que debe estar bien caliente. Y ya está. ¡¡a disfrutar!!

Si te gustan mis ideas puedes seguirme cada semana haciéndote seguidor/a de mi blog en la columna de la derecha o dejándome algún comentario abajo.
¡Buen fin de semana!