TRANSLATOR/TRADUCTOR

viernes, 27 de septiembre de 2013

Bocados de fin de semana: bacalao y pollo


Cuenta la leyenda que el origen de la tapa se remonta a la Edad Media cuando los Reyes Católicos yendo de visita a Cádiz pararon en una taberna donde había un números exagerado de moscas. Por este motivo el rey Fernando pidió que tapasen sus vasos con alguna loncha de embutido que tuviese el tabernero. Así lo hizo, cubrió el vaso del monarca con una loncha de salami y se lo ofreció diciendo: "aquí tiene su tapa, majestad”. Con lo que en poco tiempo esto se convirtió en una costumbre en las tabernas españolas sobre todo en verano, dado que el clima cálido propiciaba la aparición de moscas en una época en la que la higiene brillaba por su ausencia. Aquellas tabernas poco tienen que ver con nuestros mucho más aseados bares de hoy en dia.

Otra leyenda asegura que fue Alfonso X El Sabio, quien debido al aumento de los accidentes causados por los carreteros que salían de consumir grandes cantidades de cerveza, dispuso que se obligara a los taberneros a acompañar la cerveza con una tapa a efectos de paliar la embriaguez de los mismos. Antes de beber debían comerse la tapa que obstruía el vaso con la bebida.

De cualquier manera la verdad es que la tapa se ha convertido en una seña de identidad nacional que ha trascendido nuestras fronteras de la mano de grandes chefs como Adriá, Pedro Subijana o Dani García.
Es una cocina en miniatura que requiere mimo y paciencia y que deleita el paladar y los sentidos. 
Os propongo dos muy sencillas, rápidas de hacer y de resultado espectacular:

BOCADOS DE BACALAO CON PURÉ

·      bacalao desalado
·      ajos
·      aceite
·      puré de patata
·      nata
·      pimientos del piquillo
·      regañás

Confitar el bacalao con los ajos en aceite a temperatura muy baja durante 20 minutos.Cuando esté listo retirar y reservar.Hacer el puré de patata con leche y nata Confitar los pimientos del piquillos con azúcar y sal. Triturar Montar la tapa disponiendo primero el bacalao, después el puré con una manga pastelera  y por último la salsa de piquillos. Adornar con un panecillo tostado, o una “regañá”




MINIBROCHETAS DE POLLO AL CURRY CON PIÑA
·      pollo
·      piña
·      curry
·      aceite
·      pimienta
·      sal

Trocea el pollo en daditos pequeños y ponlo a marinar en una mezcla de aceite, curry, pimienta y sal. Déjalo unas cuantas horas. También se puede preparar de un día para otro.


Después ensarta en las brochetas los trocitos de pollo marinado alternándolo con un trocito de piña. Puedes tener las brochetas preparadas y dejarlas en la nevera. Las podrás hacer momentos antes de que os sentéis a comer.
Si te han gustado las ideas y quieres seguir mi blog cada semana puedes suscribirte en la columna de la derecha. ¡buen fin de semana!