TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 25 de octubre de 2014

Pastel de cabracho


Si no conoces este curioso pescadito te diré que es uno de los más sabrosos y llamativos que puedes encontrar en las pescaderías. En otras zonas de  España se le conoce como gallineta, rascacio, tiñosu, escarapote etc…

Tiene una carne muy fina y con mucho sabor. En Cataluña se utiliza para elaborar un guiso llamado suquet de peix. En el País Vasco y Cantabria es muy conocida la receta que hoy os traigo.
Es un plato a tener en cuenta en celebraciones especiales o si tienes invitados.

Es una buena fuente de vitaminas y proteínas. Su contenido en cuanto a minerales es alto comparado con otros pescados. Potasio, fósforo y magnesio son los tres minerales estrella.

Necesitas:
  • 1 kg de cabracho
  • 3 huevos
  • 50 grs. tomate frito
  • 50 grs. nata líquida
  • sal
El cabracho tal y como lo encuentras
en las pescaderías
Pon a cocer el pescado en agua con sal, cebolla, perejil, una hoja de laurel y un poco de vino blanco.
Cuando esté cocido déjalo enfriar y límpialo. Quita pieles y espinas y desmenuza la carne.

En una batidora echa los huevos, el tomate y la nata. Mézclalo y añade el pescado desmenuzado. Bate todo junto hasta conseguir una pasta fina.
Viértela en un molde.  Precalienta el horno y mete la preparación unos treinta minutos a 180 grados al baño maría. A la mitad de la cocción puedes poner un papel de aluminio por encima para evitar que se forme corteza.
Sácalo, deja que se temple y desmóldalo.  Conservalo tapado en la nevera hasta el momento de su utilización. Untado en panecillos crujientes y aderezado con salsa rosa te puedo asegurar que es verdaderamente delicioso.

Para la salsa rosa no tienes más que mezclar mayonesa, cuatro cucharadas de salsa de tomate, una cucharada de zumo de naranja y un chorrito de brandy.


¡a disfrutar!