TRANSLATOR/TRADUCTOR

martes, 27 de septiembre de 2011

Burgos. Museo de la Evolución Humana


El odio, la pasión, la envidia, el amor, todos los sentimientos encontrados que el humano es capaz de sentir y proyectar son los que nos sitúan en el panorama de la evolución en la cúspide de la pirámide.
Nuestra capacidad cerebral en centímetros cúbicos fue aumentando a lo largo de millones de años. Es interesantísimo para ampliar conocimientos al respecto visitar el moderno Museo de la Evolución Humana de Burgos, donde se recogen los materiales del hallazgo de Atapuerca. Completar esta visita con una extensión a los propios yacimientos da una idea muy completa acerca de nuestra procedencia.

Dos bodas con las que me topé por casualidad me devolvieron al siglo actual. Donde más nos diferenciamos con nuestros antepasados es en los ropajes (increíble muestrario de pasarela, sobre todo por parte de las señoras) porque seguimos llevando al animal nómada en busca de comida en lo más profundo de nuestro ser. Y después de las bodas los restaurantes y las terrazas de las tabernas de moda de la siempre agradable ciudad de Burgos se llenan hasta decir basta, de bullicio, buena comida y buen ambiente. Una escapada para relajarse contemplando el viejo rio Arlanzón testigo de grandes acontecimientos históricos y tomarse un refresco mientras paseas por el estupendo parque de Fuentes Blancas es una opción nada desdeñable para gentes estresadas ( y amantes de la tranquilidad).
Feliz escapada.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Zaragoza. Tierras de frutales

Illueca, Campo de Borja, Moncayo. Una zona hasta hace unos dias desconocida para mi y que me ha sorprendido gratamente. Campos repletos de frutales que en estos dias lucen sus frutos maduros esperando que los recolecten. Almendros, melocotoneros, manzanos. Es un gozo poder ver y probar estos frutos de la tierra que gracias a los esfuerzos de los agricultores llegan hasta nuestras mesas.

Además, hermosas edificaciones como el castillo del Papa Luna en Illueca, o la catedral de Tarazona y su única en España antigua plaza de toros octogonal. Para rematar, lo que más me ha gustado de la escapada: el parque natural de la Dehesa del Moncayo y la abadía cisterciense de Veruela.

El parque natural, un vergel en medio del desierto, gracias a los vientos del oeste que llegan cargados de agua y se paran al toparse con los 2314 metros, la cumbre más alta del sistema ibérico. Según ascendemos podemos contemplar los robledales, hayedos, abedules y pinos que conforman un ecosistema interesante de contemplar y explorar.

Antes de comenzar el ascenso nos encontramos viniendo desde Zaragoza con el increíblemente bello Monasterio de Veruela. Lugar que sirvió de inspiración a poetas y pintores como Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano Valeriano.
Lugar de paz y meditación armonizado por su bello claustro gótico y su iglesia abacial de portada románica. Una parada reconfortante antes de emprender la subida a la montaña.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Salamanca. Bello campo charro.


Campo Charro
Pasar un fin de semana escuchando el trino de los pájaros y el mugir de los toros todavía es posible a escasos kilómetros de Salamanca. En Morille y gracias al tesón de sus dueños se ha construido un bello y privilegiado lugar de descanso: el Centro de Turismo Rural Via de la Plata. Tras su apariencia rústica se esconde un habitáculo de diseño, de luz y blancura al gusto de sus amables dueños, Antonio y señora. Desayunar contemplando las dehesas mientras amanece es una sensación de paz indescriptible. Los desayunos completos, así como las cenas.
El pueblo es pequeñito pero agradable de pasear. Con una tiendecita donde te venden productos típicos como la miel, la chacina y demás delicias del campo charro y aledaños. . Las inquietudes culturales de su consistorio quedan plasmadas en unas curiosas esculturas en hierro que adornan la entrada y la zona central del pueblo. Muy recomendable para escapar del estrés y la rutina.