TRANSLATOR/TRADUCTOR

sábado, 13 de noviembre de 2010

Sevilla. La perla del Guadalquivir


Volver a Sevilla ha sido como siempre gratificante. Su reflejo en el río Guadalquivir es de los más bonitos que yo he visto, sobre todo por la noche. Además ahora se puede disfrutar del rio con el alquiler de piraguas para pasear por él o hacer algo de deporte. También y ya más para turistas en barquitos para conocer la ciudad desde otra perspectiva. Por sus orillas carriles reservados que invitan a alquilar una bici en uno de los muchos puntos de alquiler que se han extendido por toda la ciudad. Guarda el encanto de ciudad romántica con sus coches de caballos repletos de turistas recorriendo el Parque de Maria Luisa o las estrechas calles blancas típicas de Andalucía. Y por supuesto su gastronomía sigue siendo excelente. Fuera de la zona típicamente turística se encuentra una buena oferta de gastronomía típica andaluza con unos productos de primera calidad.
Así me pasó en un restaurante frente al Palacio de Congresos que se llama Bodegón Sierra Este, en la calle Administrador Gutiérrez Anaya, donde pude disfrutar de unas deliciosas gambas, jamón, huevos a la flamenca, tortillitas de camarones y choco por un precio muy razonable. Y con un servicio correcto, amable y profesional como los que ya van quedando pocos en nuestro pais.
Otro sitio a destacar por su sabor y buen hacer es el Restaurante La Moneda, muy cerca de la catedral. Buen ambiente, buen servicio y buen género, aunque un poco más caro.