TRANSLATOR/TRADUCTOR

lunes, 25 de marzo de 2013

Pan: base de la alimentación en medio mundo


Uno de los olores más apetecibles que podemos imaginar y que más despiertan el apetito es el aroma del pan recién horneado. Yo tengo la suerte de disponer cerca de casa de una panadería obrador que cada mañana me regala con ese intenso e inconfundible olor.

El mundo de los panes es increíblemente sorprendente. Hay mucho de ancestral que nos remonta a los orígenes del hombre cuando por fin comienza a obtener de la naturaleza lo que le hace falta para sobrevivir. Junto con el vino y el aceite es probablemente uno de los primeros alimentos que el hombre aprende a procesar.
En cada zona del mundo el pan se empezó a elaborar con aquellos cereales que se tenían a mano:  el trigo en Europa y parte de África, el maíz en América y el arroz en Asia.
Cuando estéis estresados es muy relajante meter las manos en harina y amasar y dar forma y cuidar esos pequeños bollos que tras ser horneados nos regalaran los sentidos con su aroma, su textura, su sabor y su forma dorada y perfecta.
A mí me gusta mucho cuando tengo tiempo hacer panes para las hamburguesas.
Es cierto que los hornos que tenemos en las cocinas no son los más apropiados pero se puede sacar algo bastante aceptable. Debemos tener en cuenta el tipo de harina. Necesitaremos harina de fuerza y harina floja. ¿Qué significa esto? Nos indica la proporción de almidón que tiene.
Cuanta más fuerza tenga una harina más nos va a costar amasarla pero a cambio obtendremos una masa más esponjosa. Cuando leáis en una receta que os piden harina de media fuerza, os está indicando que debéis mezclar a partes iguales ambas harinas. Os dejo la formulación para hacer los panes de hamburguesas y ya me iréis diciendo qué tal os han quedado. ¡Ánimo! Es más fácil y gratificante de lo que parece a primera vista. ¡Suerte y ojo con la fermentación!

PANES PARA HAMBURGUESAS
INGREDIENTES
  • 1 kg. Harina media fuerza
  • 20 gr. Sal
  • ½ litro agua
  • 50 gr. Levadura prensada
  • 30 gr. Azúcar
  • 20 gr. Leche en polvo
  • 100 gr. Mantequilla/margarina
  • 3 gr. Mejorante (optativo)
  • Sésamo (cuando esté fermentando)

ELABORACIÓN
Mezclad la harina, sal, azúcar, leche en polvo…  En una encimera bien limpia haced un volcán con la mezcla. En el centro abrid un hueco e id añadiendo la levadura disuelta en un poco de agua templada y el resto del agua. Añadid la mantequilla disuelta. Mezclad todo con la mano en dirección a las manillas del reloj. Hay que trabajar la masa bastante hasta obtener una masa fina y uniforme.
Dividid la masa en porciones que pesen más o menos lo mismo. Dadles forma redondeada. Añadid el sésamo por encima y al horno a 30ºC y 10 minutos, fermentad con un 75% humedad (podéis meter un recipiente resistente al calor con agua en una esquina del horno). Después que los panes estén fermentados pasadlos a  200  C  sin humedad 10 ó 12 minutos, hasta que veáis que se doran.
Este tipo de pan os vale tanto para hamburguesas como para perritos.
Truquillo:
Si queréis utilizar estos panes para desayunar, quedan estupendos si en vez de añadirle sésamo les ponéis unas virutas de chocolate como se ve en la foto. Después con un poco de mantequilla y mermelada convertirán vuestros desayunos y meriendas en un auténtico placer.